viernes, 1 de junio de 2012

Los amantes del bajo B...

... tonta ella y tonto él.

Querido Umpa Lumpa

Sí, tengo alguna cosita que contar, pero no quiero pasar la oportunidad de volver a hablar la amiga

Uno tus rincones preferidos del Bajo B. Esperando a la amiga...
Resulta Umpa, que aunque no te lo he dicho y aunque el futuro es sumamente incierto, estamos nominados a... abandonar el bajo B (lo que se ha venido llamando la infravivienda, que al final le hemos cogido cariño a este sofá incómodo, a las humedades de las paredes, a la lavadora de Cuéntame...)

Nos queda menos de un mes y quién sabe si no terminaremos antes en el exilio ...
De modo que se puede decir que estamos viviendo entre cientos de miles de documentos,  las últimas semanas en el bajo B.

Cada vez que nos vamos de un sitio, dejamos parte de nosotros (Véanse los arreglos que le hiciste al 4ºA )

Por tradición, sitio donde vivo, sitio donde rompo una lámpara (esto va a convertirse en una tradición tan arraigada y ¿absurda? como la de los judíos de pisar cristales en las bodas, o la de los segovianos de tirar los platos después de partir el cochinillo) Es como un acto de bienvenida al "hogar"


En el Bajo B no dejas muchos destrozos, porque la posibilidad de destrozar algo que está destrozado no te resultaba en absoluto atractiva (salvo lo de las catacumbas esas que has abierto en el sofá, pero no se nota)


Al mismo tiempo, Umpitas, algo nos dejamos en cada sitio, que no podemos recuperar
La amiga esperándome en la puerta del portal...


En el 4ºA era Antonio, mi gorrilla preferido. Que me daba los buenos días todas las mañanas, que me preguntaba si estaba bien después de los encierros a costa de las pruebecillas de la fábrica, que se indignaba si el enanito de dos metros intentaba darle algo por aparcar en "su territorio"...


En la infravivienda son... "Los amantes del bajo B... tonta ella y tonto él"
En resumen: la amiga y el amigo de la amiga.
Ya sabes que quien lleva la voz cantante es la amiga. 

Será una felina simplona, pobre y callejera, pero tiene una personalidad tremenda:
- Es rastrera hasta el infinito: pide en la cutre-tienda de alimentación, pide al vecino de al lado (que le tiran cosas ricas por la ventana),  me pide a mí 3 o 4 veces...
- Me deja en evidencia ante todo el vecindario. Cuando me ve me persigue de una manera indiscreta y se pone a maullarme para dejar claro que me conoce...
- Es solidaria... y amante ideal. No deja que su amigo pase hambre. Y cuando intuye que le va a caer algo, va a buscar al amigo para compartirlo...

La amiga y el amigo de la amiga
Van juntos. Se hacen carantoñas (total, Umpitas... que te ha engañado... ni es tu amiga ni es ná... es una interesada de la cabeza al rabo... los Umpa Lumpa no le gustan aunque tengan el disfraz más bonito del mundo)
Comen del mismo plato (aunque yo les ponga dos... Primero se comen uno... luego el otro)
Comen más que tú (y no sé cómo lo hacen para mantener la línea hasta tal extremo)
La amiga es excesivamente cariñosa. El amante es más retraído pero poco a poco coge confianza...
La amiga tiene una salud del hierro. Al amante lo veo yo un poquito más regularcete.

No nos los podemos llevar...  pero no sé cómo decirles adiós. 
No sé cómo explicarles que dentro de poco, cuando exijan bajo el balcón, no habrá una espécimen humana pirada que baje en pijama, despeinada y con las legañas puestas si hace falta a echarles un poquito de tu comida...

Dos platos... comiendo del mismo...
Mis proginitores me dicen que no puedo pretender salvar a todos los felinos simplones del mundo... pero... podemos intentarlo al menos ¿no?


Se harían perfectamente a una casa (sin felinos previos) o donde fuera...

Así que desde aquí, y delante de todos los cotillas del mundo...
¿ALGUIEN SE ATREVE CON ELLOS? 


Por lo demás, Umpitas, ayer vino el infracasero
Con otras cosas no, Umpa Lumpa, pero con tu comportamiento en estas situaciones me entran ganas de comerte a besos. Escondidito, calladito, me echabas miradas por la ranura de la puerta, te hacía gestitos para que te escondieses otro ratito... da gusto contigo.

Hasta que... te pilló in fraganti:

Infracasero- (con voz de pánico):  PERO %$&"# ( = taco español), ¿ESO QUÉ ES? ¿UN GATOOOOO?

Yo - (Uffff... no... es un Umpa... UN UMPAAAA) (pienso tan alto que casi se me escucha...)

Infracasero- QUÉ SUSTO... creía que era una zapatilla moviéndose...

Yo- (Sí... está claro que un Umpa da más miedo que una zapatilla que se mueve sola...)

¿Repercusiones? Cero Umpitas. Si es pasota para otras cosas, faltaría que no lo fuera también para esto. 


Mientras no avise al SEPRONA de que tenemos capturada a una especie en peligro de extinción...

Hasta más ver Umpa Lumpa

Dulces caricias

26 comentarios:

  1. Ains, pobretes los gatunos simplones... No hay manera de llevarlos a alguna protectora?? Que penita me dan los gatillos callejeros, jope. Pero yo ya tengo el cupo, que son mas peludos que humanos!! jajaja. Un besote, y lametones a Umpitas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevarlos se puede, pero la mayoría están hasta arriba y no te los aceptan. Cuando comentas un caso suelen pedirte que te hagas cargo tú...
      Ya intenté que se quedaran con el Umpa, porque a ver quién lo aguantaba... jejeje
      Si alguna protectora lo lee y me echa una mano, yo por mí...

      En esta zona hay una colonia buena (bueno... no sé cuántos de los que nacen sobreviven un año, la verdad...). Hay meses que se ven más y meses en los que se ven muy poquitos. La amiga es una superviviente! =)

      Eliminar
  2. Pobrecitos :(
    Yo, cuando deje de trabajar en mi actual fuente de ingresos, a la gata que acude a diario la pienso engañar con una jaula trampa, esterilizarla y llevármela al pueblo ó algo. Me da muchísima pena y cargo de conciencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya...
      Yo si pudiera... Si tuviera sitio, si tuviera algo... Pero no puedo =(
      Más o menos consiguen algo de comida, pero bien no están. Si al menos estuvieran esterilizados y desparasitados y eso... y tengo ya muy poco tiempo para actuar.

      A mí también me crea cargo de conciencia... Y si no consigo nada para ellos, cuando me vaya de aquí no voy a querer volver para mirar... porque como no los vea a la primera...

      Eliminar
    2. Uff, te entiendo muy bien, es que no podemos salvar a todos los gatos del mundo, con la consiguiente impotencia que éso crea :(

      Eliminar
  3. Es una pena dejarlos atrás, cruzaremos patitas para que quién vaya a vivir a la infravivienda sea mas o menos como tú, y que les eche algo de vez en cuando, sino seguro que se buscaran a alguien pero es triste, da mucha pena que los ayuntamientos de muchos sitios no se ocupen de estas cosas, son animales pero sienten y padecen, y hacen su labor social controlando a las ratas e insectos.

    Cambiando de tema, tu casero un cachondo, ¿mira que creer que un hermoso Umpa es una zapatilla?jajajaja!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí. Se hace muy poquito. Con tener colonias controladas (esterilizadas, fundamentalmente) y no obstaculizando el que haya quien los alimente (o por lo menos agua... que no se mueran de sed)
      Pero no. En general en España se lleva más lo de cogerlos cuando molestan, sacrificarlos... y aquí paz y después gloria.
      Y una impunidad absoluta hacia todo.

      jejeje, no sé yo dónde empieza la confusión... supongo que se agachó mucho y al ir medio al arrastre... quién sabe... jaja =)

      Eliminar
  4. Puff, hace unos añitos había aquí dos gatos, por donde mi casa, más majos que las pesetas, Gato y Balian les pusimos de nombre. Hasta escribimos un cómic sobre ellos. La de estratagemas que pensé para secuestrar a Gato (porque Balian iba más a lo suyo, el jodío). Luego se fueron y no volvieron más. Y otra gatilla a la que me tiré achuchando un día entero, sin conocernos de nada. Es cierto que no se puede salvar a todos los gatillos con los que te encuentres, pero da tanta pena dejarles solos... Y como decías a Lady Kitty, normalmente en la protectora no son más felices si tienen que pasar allí el resto de su vida...

    Lo ideal sería que alguien se los quisiera llevar, pero si no es ya mismo, a lo mejor ocupa alguien la infravivienda que los siga cuidando:)

    P.D: lo que me he podido reír con lo de la zapatilla y lo de los amantes del bajo B... tonta ella y tonto él... Jajajajaja^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Os herniasteis con el nombre de Gato ¿eh? jejeje, es como llamar Umpa Lumpa a un Umpa Lumpa... jaja.

      Yo he hecho muchos amigos felinos por donde voy... Es que tenemos un detector de felinos, yo estoy segura... Voy caminando normal por la calle y donde la gente ve edificios, personas... yo sólo veo gatos... jaja: "UYYY, mira ese gatín de ahí. Uy, mira qué gato más bonitoo, Uy..."

      Miro que haya alguien bondadoso que les eche de comer y ya me dejo de preocupar...

      La amiga es cariñosísima vamos... se me pega demasiado la tonta... jaja =)

      Eliminar
    2. Sí, a mí me pasa con gatos y con chicos de pelo largo... jajajaja

      Eliminar
  5. Que penilla!! Espero que los nuevos vecinos hereden la costumbre de alimentarlos... o tal vez incluso los adopten.

    Antes cambiarnos a esta casa, la anterior era de alquiler y no aceptaban animales, pero al final teníamos un acuario y a Sagu, jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una zona con una colonia bastante grande. Los gatos no están demasiado bien (comparado con otras colonias cerca de donde he vivido otras veces... jeje por ejemplo de la que cogí infiltrado al Umpa...)

      Aquí en teoría no aceptan animales... Lo hablé con el casero (con el hijo del infracasero), pero vamos lo iba a meter de todos modos a no ser que me pusiera muchas pegas (en cuyo caso no habría estado en este piso) =)

      Eliminar
  6. Ains, qué pena más grande... Yo, que soy una tarada como tú, me he emocionado y todo con la historia de la amiga y su amigo... Piensa que siempre les quedará la cutre-tienda y el vecino que tira comida por el balcón, no se quedan del todo solitos.
    De todas formas, aún queda un mes, ojalá encuentres una solución ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que me da un montón de penilla... porque llevo dando de comer a la amiga desde principio de curso... Y ahora irme... y además es posibleq ue me vaya antes...

      A ver si puede ser =)

      Eliminar
  7. Cuantas historias como esta que nos cuentas y que para los que amamos a los felinos simplones o no nos parten el corazón ,se ven grandes y acostumbrados a su entorno ,opino que si consiguen que les provean comida y agua como parece ser, están mejor en libertad.Una cosa que me llama la atención la compenetración del par de gatitos comen juntos y no hay competencia por la comida ademas uno llama al otro para comer , buena señal.Ese Umpa lo tengo calao mira que disfrazarse de zapatilla es lo ultimo .Muchos cariños de Inocencia en su jardín y Merlina meditando sobre los pajaritos preñados.Al margen , llevas una vida trashumante que ya quisieran los Tuareg hoy en dia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no creo que estuvieran mal en libertad. Pero si al menos hubiese un control (esterilizaciones) que permitiesen no aumentar constantemente la colonia... porque pocos salen adelante y muchos con enfermedades. La verdad es que me da mucha pena. Y también que tengan comida adecuada, porque no suelen tener la cantidad suficiente...

      jeje, Saludos a Merlina!!!

      Sí... jeje, no sé cuándo pararé con las mudanzas, ya empieza a cansar, no te creas... jaja =)

      Eliminar
  8. Ahhh. Bienvenida al paraíso mudancil!!! Ya verás cómo lo disfrutas... (Risa histérica).
    Pobres felinos simplones. Esperemos que la infravivienda sea alquilada por algún otro fanático de los gatos.
    Menos mal que el infracasero pasó del tema de Umpa. Haberle dicho que sí, que era una zapatilla porque las cucarachas de la infravivienda anidan en su interior y prefieren moverse con zapatilla y todo para estar más calentitas (a ver si te indemniza o algo, aunque no haya cucarachas). Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, ufffff, voy a mudanza por año... Es un horror...
      En la infra se quedan mis dos compañeras (especímenes humanas no especialmente sensibles con el mundo felino. No es que los odien, pero no van a darles de comer... jaja) y no sé quién será la que ocupe mi lugar.

      El infracasero pasa de todo, así que... jaja Lo de las cucarachas no habría estado mal...

      Eliminar
  9. Que lindos la amiga y el amante jejeje, desde luego que te has desvivido en todo lujo de adjetivos por la amiga jajajajaja, aunque está claro que pese a sua actitud de interesada te tiene embelesada como el resto de Umpa lumpas disfrazados de felinos y felinos reales.

    Besos ¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejeje, es que a veces son pesados... piden más que el Umpa... y ya es decir... Pero es gracioso encontrármelos a 100 metros de casa y que me vayan persiguiendo hasta el portal... jaja.

      Un besín

      Eliminar
  10. mucha suerte para él y para ella... ojalá les salga algo u_

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá... y si no, que sigan bien por esta zona... =)

      Eliminar
  11. Hola,

    Y aunque en las protes no puedan cogerles,
    podrían al menos hacerse cargo/ayudar a
    esterilizarlos? Es que yo veo una gata
    callejera y ya visualizo las camadas que
    tendrá la pobre y que seguirán su (mala)
    suerte de gata callejera....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda.. yo también las visualizo...
      Podría preguntar... al estar de exámenes me cuesta todo un poco más... jeje Y no siempre he recibido buen trato...
      El problema es que hay una colonia no despreciable. Si se pudiera controlar entera, sería un éxito.

      Eliminar
  12. Te van a echar de menos Irene. Donde trabajaba antes estaban "Bicho" y su mamá. Los alimentaba a diario y de gatos callejeros y escurridizos llegaron a ser mas mansos y hasta dejarse acariciar. Cuando me fuí supe que quedaban a la buena de Dios, si alguien les quería alimentar... hoy cuando vuelvo por el lugar me parte el corazón ver lo flaquito que está "Bicho" y te juro que me aguanto las ganas de llevármelo para mi casa pero ya tengo dos y en este bendito país comer las personas cuesta un esfuerzo y un estress que hay que vivirlo para entenderlo, así que ya con Mila y Tai... no puedo más.
    Pero te entiendo perfectamente.
    Me encantó la parte dedicada a los amantes. Y la amiga es muy pero muy parecida a mi Mila.

    ResponderEliminar