lunes, 24 de septiembre de 2012

¿¿No querías Umpa??... Pues ¡toma Umpa!

Querido Umpa Lumpa,

Hace apenas unos diíllas desde que abandonamos el paradisíaco entorno de la casita de la sierra y lo cambiamos por el alojamiento en el exilio antes de instalarnos definitivamente en nuestro nuevo alojamiento. No, no es la infravivienda, pero te va a encantar (o eso espero)
Umpitas en la mininaturaleza

Tenía yo pensado hablarte de la maravillosísima relación que has mantenido con Galia Micromachine (seguro que ella te echa de menos lo mismo que tú a ella). Lo dejaré a otro momento.
¿Razón? Ays Umpitas, querido, supongo que ese tipo de cartas te resultan tan aburridas como a mí los capítulos recopilatorios de Los Simpson. Y claro, necesitabas ponerle un poco de marcha a la vuelta a la fábrica de hipocondríacos.

Que sí, Umpa Lumpa, que has hecho una entrada triunfal en tu provincia natal y que encima tengo que darte las gracias por habernos entretenido al enanito y a mí en busca de una solución durante días. Que tienes que estar orgullosísimo. Y que yo te agradezco profundísimamente que lo hayas hecho en el exilio y no en la nueva vivienda... algo es algo.

No te libras de la reprimenda, estaría bueno.
Resulta que pasábamos la primera noche en aquesta, tu tierra. Hacía calor, por supuesto. Veníamos de disfrutar de un clima maravillosísimo de fin de verano en la casita de la sierra y nos plantan a 30ºC por la noche. Buena gana. Otra vez a dormir destapada, con la ventana abierta, arriesgándome al ataque seguro de cientos de miles de mosquitos... Porque claro, tuve que retirar la magnífica y útil mosquitera que tiene en cada ventana la progenitora del enanito. Te conozco y sé de buena tinta que si la mosquitera suponía un obstáculo mínimo para un paseíllo mañanero por el balcón, no dudarías en lanzarte ferozmente a por ella.

Me disponía a descansar después de un largo viaje. Quizás levantarme a las 10... ¿por qué no?
[Jajajaja... ¡Ilusa de mí! ¿Por qué no? Pues porque tienes un Umpa, hija mía que pareces tonta  (Automensaje que me voy a tener que tatuar en la mano antes de hacer planes de reposo)]

7:05h  Pseudomaúllas para que te administre algo de comidilla. Me levanto. Pienso : "Pobre Umpitas, aquí solo, sin su amiguita". Te echo un puñadito y espero que no vuelvas a dar guerra.
Caigo dormida profundamente.
La mosquitera después de haber caído sobre mí

8:17h En mis sueños escucho un pseudomaullido. Pero lo que me despierta es... ¡¡algo que cae sobre mí!! ¿El Umpa? ¿La pared?  o peor aún... ¿el Umpa tirando la pared?
Me incorporo alarmadísima y sobre mí te encuentro a ti, y... ¡¡la mosquitera!! Vamos que ti te resbala que la mosquitera no te impidiese nada... estaba puesta, ¿no? Pues ¿por qué no subirse de un salto y tirar la mosquitera y ya de paso que la mosquitera tire una silla y que la silla tire tu comedero y tu bebedero? Razón... te aburres. Y como te aburres la armas. Palpitaciones, sudores fríos, pensamientos de suicidio...
El desastre de la mosquitera...

Te pones ñoño, te cojo, ronroneas por un tubo. Sensaciones contradictorias igual de fuertes: tengo unas ganas de estamparte contra la pared que no veas, pero al mismo tiempo me das penilla (el adiós a Galia, la mundanza, las felinas simplonas del enanito te recibieron fatal...)

Intento arreglarlo. [Que nadie se dé cuenta y fuera]. (Te quejarás, Umpitas...)
Pero... oh tragedia. 3 de las 4 piezas que la sujetaban.. ROTAS. Genial.

¿¿¿¿Y ahora cómo le digo yo esto al enanito????

8:43h Se levanta el enanito. Salgo de la habitación. Le extraña que esté tan temprano levantada. Él sólo iba a abrirle la puerta del patio a sus felinas simplonas.
Le asalto... 
Detalle del desastre cuando creía que tenía arreglo...

Yo: Enanito... YO LO PAGO... pero el Umpa la ha liado
Enanito: ¿?¿?¿?¿?
Yo: Ha tirado la mosquitera y la ha roto
Enanito: ¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿? Bueno, a lo mejor tiene solución. 
(Entra en la habitación, ve la mosquitera... )
Pues... no... No tiene solución.

Mi cuenta bancaria comienza a temblar en ese preciso instante.

Entonces... el enanito suelta una de sus frases fulminantes de cuando la armas (vamos, que se ve obligado a decirlo con cierta frecuente):


"¿No querías Umpa?... Pues ¡toma Umpa!"

Emulando a la nena de Cómo no ser una drama mamá, sobre los consejos... diré sobre esta frase:

Consecuencias:
Me hace replantearme por qué narices te cacé en su día. Me hace recordarme a mí misma, que yo lo que quería era un felino simplón, ¡¡¡no un Umpa!!!.
Vamos, que la dichosa frasecita no me aporta nada bueno.

Excepciones para utilizarlo:
Futuros especímenes humanos hijos míos... No emplearé esa afirmación (con la palabra Umpa o con otra...) ya que siempre tendréis a un enanito de dos metros como padre que se encargará de hacerlo por mí en el momento más inoportuno, destrozando todas vuestras decisiones. Absurdas o no.

Sin más Umpitas...

Dulces caricias

PD: La mosquitera la hemos arreglado como buenamente hemos podido. Por tu bien, sólo se ha visto afectada mi cartera, no mi cuenta bancaria entera.
Te quedas sin barritas hasta que lo pagues.

PD2: Hoy ha empezado mi 5º año como trabajadora de la fábrica de hipocondríacos. Hasta el fin de semana que viene, te quedarás en el exilio con el enanito. Por favor... ¡¡NO LA ARMES!!

jueves, 13 de septiembre de 2012

Que no cunda el pánico

Querido Umpa Lumpa,

Los días en la casita de la sierra le pese a quien le pese están llegando a su fin. 
Estaba pendiente un gran resumen sobre las pedazo de vacaciones que te has metido entre pecho y espalda e intentaré hacerlo de la manera más emotiva que se me ocurre: describiendo la sensación con la que se van a quedar los siguientes personajes cuando te vayas

- Mis progenitores & hermanos: aliviados. Umpitas, hay que reconocer que cuando te pones en plan asocial no hay quién te aguante. Les has roto una camiseta a cada uno en esos intentos de aproximación que han tenido contigo. Te pones a emitir pseudomaullidos odiosos cuando te place y por lo que te place (si te entra hambre a las 3 de la mañana, si quieres salir a recorrer la mininaturaleza a las 6...) Vamos, que no te haces querer, pese a que todo el mundo reconoce que tienes un disfraz maravilloso.
La Malaúva dominando el territorio

- Galia Micromachine: el estúpido guepardo lo va a pasar mal. Esta vez sí Umpitas. Has hecho unas migas tremendas con la felina simplona. Veros por separado es complido. Os montáis vuestras carantoñas de vez en cuando y unas peleas-juegos de campeonato. Es fácil indentificarlas. Cuando Galia se pone a hacer: GRIÑI GRIÑI GRIÑI GRIÑI (con voz de pito) FFF FFF FFF GRIÑI GRIÑI GRIÑI GRIÑI FFFF FFFF FFF
Significa que tus fauces aprietan con suma fuerza cualquier partecita del pequeño y frágil cuerpo del estúpido guepardo.

- La Malaúva: Yo creo que tiene un debate interno intensísimo. No es que no le gustes. Es que te odia. Odia todo lo que tiene que ver contigo. Odia tu presencia, tu aroma, tu disfraz pavoneante. Odia a todo el que te quiere. Y eso que se ha moderado un poquito y admite refunfuñando que pases a 5 metros de ella... PEEEEEEEEEEEERO... creo que también se da cuenta de que mientras esté el estúpido guepardo contigo, NADIE le da guerra. Ni tú, ni Galia. Y eso hace que se encuentre en estados intermitentes de esa felicidad mezclada con malaúva que le caracterizaba antes de vuestro aterrizaje en la casita de la sierra. Creo que la Malaúva quiere que estés... pero lejos.

Y esto me da pie a narrarte un acontecimiento, con todos los ingredientes de cualquier documental de Félix Rodríguez de la Fuente.
Recuerdo los personajes --> Galia = estúpido guepardo, La Malaúva = hipopótamo bobo, Tú = tigre de Bengala.


Hallábamos toda la familia (progenitores, hermanos & enanito de dos metros)  zampando en la mininaturaleza, cuando, sin desencadenante aparente el estúpido guepardo  cual estampida en plena sabana africana entró en la casita de la sierra. Tú, como macho alfa,  corriste detrás aunque con menos ímpetu, hinchando al máximo el rabo de tu disfraz. El hipopótamo bobo  te echó una bronca a base de bufidos tremenda por interrumpir su siesta  (sí, a veces los hipopótamos bufan).

Todo parecía quedar en un "qué pesao el Umpa este... molestando a la Malaúva..."

Pero... ¡oh, no!. La estampida del estúpido guepardo y tu posterior huída, tenían un origen.
Y la Malaúva os odiará (a ti un poquito más que al estúpido guepardo) pero, que nadie se meta con vosotros. Hermano D. resume el pensamiento de la Malaúva de la siguiente manera: "El Umpa será tonto... pero es MI tonto"


(Conviene, antes de continuar, que pongas algo de volumen a este enlace y sigas leyendo: Música de fondo

La Malaúva te echó una mirada -sólo a ti, porque Galia hacía un rato que estaría perdida por vetetúasaberdónde- como diciendo: QUE NO CUNDA EL PÁNICO... que aquí estoy yo.

Entonces, con paso lento, pero firme. Saboreando el momento. Sabiéndose la salvadora de la tribu, se dirigió hacia un rincón de la mininaturaleza. La familia de especímenes humanos dejamos los cubiertos y observamos boquiabiertos.
Llegó a su objetivo y comenzó a bufar con la malaúva que le caracteriza, hacia la mininaturaleza de  otro vecino. Elevó su rabo de hipopótamo, lo zarandeó...

¿Qué sucedía Umpitas?
Nada más y nada menos que el nuevo cánido de los nuevos vecinos.


Tanto tú, como el estúpido guepardo, salisteis despavoridos por su aparición. Pero el hipopótamo bobo, una cosa es que os odie y otra que vaya a permitir que alguien os odie más que ella... Estaría bueno. Salió en vuestra defensa y te dejó a ti, como macho alfa, por los suelos.







Al rato, después de que la Malaúva hubiera hecho su trabajo, fuiste a comprobar la inocencia del cánido que tanto os había alarmado.


Regresando al lugar polémico

No falta nada para volver Umpitas. Y creo que esta vas a echar bastante de menos la casita de la sierra. Faltan muchas cosas por contar. Con tiempo.

Dulces caricias

PD: Lo sé... sé que los dibujos son dignos de cualquier exposición de arte comtemporáneo. Pero es que a mí eso... nunca se me dio bien.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

¡¡2 años de un Umpa Lumpa disfrazado!!

Querido Umpa Lumpa,

Hace casi dos años la hipocondríaca de los animales que analizó tu disfraz por primera vez, decidió asignarte el día 5 de septiembre como día oficial en que decidiste abandonar la fábrica de chocolate y enfundarte un desmejorado disfraz felino. 

Por tanto, según sus cálculos... ¡¡HOY ES TU CUMPLEAÑOS!! Felicidades Umpa Lumpa. Has conseguido sobrevivir dos años bajo una apariencia felina. Pero tú a mí no me engañas. Bueno, ni a mí, ni a casi nadie. 

Pensaba narrar cómo fue tu captura, pero creo que Eva aún tendrá que esperar... porque da para otra carta completa y de eso aún no hace dos años.

Así que... en plan rápido y cutre, te he preparado un montaje con algunas fotos y vídeos. La mayoría son inéditos Umpitas, así que espero que te mole ver tu progresión. Dirás que no he puesto muchas fotos de las últimas, pero es que la música es cortita y tampoco quería agobiarte demasiado.


video


Aunque el regalo tendría que ser para mí (y mis allegados) por aguantarte, te daré una barrita del Mercadona para ti solo y vas que chutas.
Y a ver si cuando pidas un deseo al soplar la barrita se te ocurre pensar en tu tutora legal y deseas portarte un poquito mejor (¿es mucho pedir?) en tu tercer año... todos lo agradeceríamos Umpitas. Hazlo por el bien de la humanidad...

Sin más Umpitas y en espera de de la próxima carta... ¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS!!! ¡¡Que sigas conservando el disfraz igual de bonito por mucho tiempo!!

Dulces caricias