lunes, 28 de marzo de 2011

Porque una imagen vale más que mil palabras...

Querido Umpa Lumpa,


Hoy he tenido que volver a ver a las vampiresas y esta vez ha sido terrible. No me han perseguido porque le quisiese mandar de recuerdo el tubito al tipo que tiene desde hace años el título de hipocondríaco. Qué va. Esta vez, si hubiera querido le habría conseguido 5. Parece que estaban con sed de sangre, porque  me han formado una extravasación de aúpa. 


Vampiresa: ¡Uy! Qué buena vena tienes  (y mira con cara de ansia y deseo mi flexura del codo)
Yo: Sí, me lo dicen todas las vampiresas (es cierto)


Y ella se ha puesto a aspirar con tanto afán, que si no es porque te estoy escribiendo a ti, querido Umpitas,  preferiría quedarme con mi miembro superior derecho bien paradito.


Por lo demás Umpa Lumpa, sigues más o menos en tu línea. Actualmente tu modus operandi consiste en el mutismo y secretismo absoluto. Sí sí, siempre pones la misma cara cuando pronuncio verdades como puños. No nos damos cuenta de la que has armado hasta que no pasan unos minutos y se oye el ya clásico: ¡¡UMPAAAAA!!


Y es que a R. le has roto el corazón... Primero se lo robaste una y otra vez en cuanto se descuidaba un segundo.  Finalmente te cansaste y lo hiciste añicos. ¿Y ahora? ¿Quién le va a curar el corazón partío a R.? Menos mal que su corazón es de los de quita y pon y le podemos comprar uno nuevo.


video
Hoy, Umpitas de mi corazón,  quería ponerte un testimonio gráfico diferente. Así puedes ver tus grandes progresos en el mundo de las tareas domésticas. Ya no solo me ayudas a hacer la cama, limpiar los cacharros, barrer, fregar... ¡No señor! Ahora también me ayudas a tender la ropa. Si es que... al final va a tener razón la gente cuando me dice que me quejo de vicio, y que hay que ver lo mono que eres, lo tranquilito que pareces en las fotos. ¡Una joya! ¡Eso es lo que eres!


Nada más que felicitarte por tus progresos y , en honor a mi querida maestra de primaria Doña Eutiquia, ponerte de nota un MUY-REQUETE-BIEN.


Dulces caricias


PD1: Tenemos que recordarle a L. que nos gustan muchos sus particularidades. Y que la queremos mucho (tú a tu manera y yo a la mía... jaja)


PD2: Hoy me voy con el enanito de dos metros. Sus padres le van a comprar un coche y no me fío del color que quiera coger. (Ya sabes, lo único que importa de un coche es el color...)

lunes, 21 de marzo de 2011

Trastornos psiquiátricos de un Umpa Lumpa

Querido Umpa Lumpa,


No sé si es que estás más calmadito o es que he interiorizado tanto tu... peculiar manera de ser, que ya nada me sorprende.


La cuestión, querido Umpa, es que hoy quería resaltar tu lado ñoño.  No, guapete, no... no le vayas a echar la culpa a aquello que pasó... porque tú llevas siendo ñoño desde el mismo momento en que te cacé.  Continúas con el complejo de apéndice y todavía  no sé cómo con  la ametralladora congénita del "BRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR BRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR BRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR" no han venido a llamar a la puerta los vecinos...


A la luz de la sintomatología se diría que cumples los criterios de la CIE-10 y de la DSM- IV, de arriba a abajo para diagnosticarte un auténtico trastorno maniaco-depresivo (bipolar).
Umpa Lumpa y su nariz. Fase ñoña 
Y es que a veces no sé si prefiero
 -tu fase maníaca de: lo muerdo todo, lo tiro todo, lo rompo todo, arraso con todo... 
-o tu fase ñoña-depresiva de: psudomaulliditis ñoñosa, BRRRRRRRRR BRRRRRRR, te echo de menos aunque hayas salido 5 minutos... (aunque he de decir que tus recibimientos alegran el día a cualquiera)


Y es que, Umpitas, estamos sin ascensor. El ascensor de los impares va estupendo, pero nosotros, los pares, llevamos con el ascensor atascado casi dos semanas. Yo creo que los del 5º nos tienen manía (recuérdame que otro día te cuente los líos vecinales), así que toca hacer maniobras estratégicas para llegar sin una disnea de esfuerzo de caballo a casa.
Aún así, el otro día me armé de paciencia y subí con la bici del carrefour andandito.
Cuando iba por el 3º, comienzo a escuchar un llanto ñoño y estridente //// MMMMMMMMMMMMMMIIIIIIIAUUUUUUUUUUUU //// (repeticiones hasta la saciedad). 
Vaya... El ñoño ha despertado...  Sí, tú,Umpa...
En ese mismo instante, y cual madre coraje atraída por el llanto agudo de su pequeño, cargué todo el peso de la bici sobre mis frágiles y delicados bíceps, supinadores y demás calaña, y me apresuré para consolarte. ¡¡TODO POR MI UMPI!!
Luego tú esto me lo agradeces con una fase maníaca y te quedas tan ancho. Para que veas cómo son las cosas.


Ays Umpitas, y es que... se te pone una nariz tan graciosamente salivada cuando te pones ñoño...


Dulces caricias, ñoñeras.



lunes, 14 de marzo de 2011

Cambiemos las definiciones

Querido Umpa Lumpa,


Hace casi una semana que efectué la venganza que te había prometido. Y... francamente he de decirte que ME RINDO. Lejos de ser algo terrorífico para ti, se puede decir que sólo sirvió para que me dejase parte de mi mensualidad en ello y para reírme de ti un ratillo mientras dabas tumbos y dejabas tu mirada empanada sobre objetos sin importancia.


Aún así, creo que mereces una explicación.


La majestuosa Real Academia Española de la lengua, define la palabra desovar de la siguiente manera: 
 Dicho de la hembra de un pez o de un anfibio: Soltar sus huevos o huevas.


Si hacemos una serie de modificaciones a la definición y cambiamos hembra por macho y pez o anfibio por Umpa Lumpa quedaría de la siguiente manera: Dicho del macho de un Umpa Lumpa: Soltar sus huevos o huevas.


Pues eso es básicamente lo que ha pasado.
¿Consecuencias? Aparentemente ninguna. Parece que no te has dado ni cuenta (o quizás lo haces por chinchar)
Peeeeeeeeeeeeeeero (siempre hay un "pero"...) considero que biomecánicamente hablando y debido a las dimensiones del asunto, ha habido una modificación en tu centro de gravedad. Sí, sí, no me mires con cara de panoli. El otro día, mientras fabricabas cacalate te situaste muy incorrectamente en el cajón de arena, depositando todo el cacalate en el inmaculado suelo de mi habitación. Trataste de dismular tapando cualquier otra cosa del cajón y ahí me dejaste el cacalate: ¡¡listo para mojar churros!!. Porque el antibiótico que tomas, encima, ha licuado tu cacalate aportándole la textura idónea para disfrutar de  tales manjares.


Si es que... cómo conoces mi debilidades...


Por lo demás Umpitas, sorprendentemente esta semana no has dado más guerra de la habitual (mordiscos, deterioro del mobiliario urbano y pseudomaullidos odiosos, lo considero dentro de la normalidad)  


Mientras tanto, en la fábrica de hipocondríacos todo sigue igual. La verdad es que en estos meses que corren la producción es baja, así que de momento estamos más bien relajadillos. Ricitos de oro me dijo que ya podías estar contento, que ella conoce  sitios donde desovan SIN ANESTESIA. 


Umpa Lumpa leyendo Cartas a sí mismo
Ah, Umpa Lumpitas, ¡se me olvidaba!. Esta mañana fui a que unas vampiresas (=enfermeras) me desangraran. El tipo que te dije que tenía el título de hipocondríaco desde hace años me pidió que robase un tubito con mi sangre y que se lo mandase de recuerdo. Cuando me dispuse a hacerlo saltaron todas las vampiresas: ¡¡¡¡Que se lleva el tuuuboooo!!!! ¡¡¡Que se lo llevaaaaaa!!! (¡¡AL LADRÓN, AL LADRÓN !!(esto lo añado yo, porque la actitud fue semejante) 
Y ya me quedé con ganas de decirles: "señoritas vampiresas, el tubo quédenselo si quieren, pero la sangre es mía, así que o me la vuelven a meter en mi delicado cuerpecillo o me llevo la sangre... y el tubo"
Total, que me he salido con la mía y esa es la explicación de por qué tenemos un tubito de sangre en casa para mandárselo de recuerdo a tipo hipocondríaco.


Hasta la próxima queridísimo Umpa Lumpa.


Dulces caricias

lunes, 7 de marzo de 2011

Bienvenido a la República Independiente de tu casa...

Querido Umpa Lumpa,


Todavía no habías nacido cuando Ikea lazó este anuncio (te lo pongo para que le eches un vistazo) No sé cómo decírtelo, espero que con la musiquilla lo pilles mejor. Me he tomado la libertad de modificar mínimamente la letra para que se ajuste un poco más a tu modus operandi:

//Esto no se muerde Umpa
con esto no se juega, dale //
No maúlles por la mañana
El sofá no se araña
Mi brazo no se come
El sofá no se araña

ME VAS A DAR UN DISGUSTO

No sé si es que estoy cometiendo graves errores en tu educación (recuerda que soy primeriza en esto de tener un Umpa Lumpa en casa...), o es cosa de la edad, o directamente es que eres así de insoportable.
Francamente, espero que sea lo segundo: estás rebelde, no atiendes a órdenes, se te dice una cosa y ¡EA! ¡tú al contrario!. Es decirte que no hagas algo y no tiene que pasar ni medio segundo para que ya lo hayas hecho.

Casi todo el mundo dice que ser madre de especímenes humanos no es tarea fácil. Pero ser la tutora legal de un Umpa Lumpa adolescente yo te diría que es peor. Al fin y al cabo no creo que ninguna de esas madres que cito hayan tenido que pasar por cosas tales como:
-Umpitas en lo más alto altísimo de la cortina se prepara para lanzarse al suelo... (hasta aquí todo "normal"): PERO NO. Decides caer sobre el silloncito, amarrarte con tus uñas para amortiguar la caída y así poder desgarrar con suma delicadeza parte de la tapicería. Vamos,  la zeta de "El Zorro" al lado de la que has armado queda ridícula.
-Se ha convertido en rutina diaria que la gente me pregunte alarmada ¡¡¡¿¿Qué te ha pasado??!! cuando observan las graves lesiones que me provocan tus colmillos en el antebrazo, pecho, incluso párpado inferior. Si te denunciase, ten por seguro que los dos acabaríamos en la cárcel: tú por maltratador y yo por tenencia de animales peligrosos y en vías de extinción.

En fin, podría poner tantos ejemplos...  Lo que más lástima me da es que me estoy resignando y  acepto ya como normales ciertas situaciones(lo de que me caces los pies por la mañana, que te lances  ¡a la yugular! cuando no ves mis antebrazos accesibles...)
Un clásico...

 Hace apenas media hora escucho a espécimen E. gritar el ya clásico ¡¡¡UMPAAAAAAA!!!
Reacciones sucedidas en mi persona: taquicardia, sudoración... ¿qué has hecho ahora? 
Falsa alarma: dormías apaciblemente y casi roncando apenas a un metro de mí.
Ahora, no te quejes... si es que tienes la mala fama ganada, querido. Tendrás que aceptar que cualquier cosa que pase, a no ser que se demuestre claramente lo contrario, vas a ser declarado culpable.

Umpitas, la venganza será terrible... créeme (HOhohoohoho (risa de malo)) Espero que me perdones. Prefiero no decirte nada, no sea que seas tan aprehensivo como empiezo a serlo yo (daños colaterales de la fábrica de hipocondríacos). El miércoles es el día. (en el próximo episodio)

Mientras tanto, tú has convertido el 4ºA en la república independiente de tu casa... y eso que has sido el último en entrar y el único que no paga facturas.

Dulces caricias